Tamaño de letra: -A +A

Miles de argentinos tienen sus casas inundadas después de tres días de intensas lluvias. En las últimas 72 horas ha caído tanta agua en ciertas zonas de la provincia de Buenos Aires como lo que es habitual en un periodo de tres meses. Cuando faltan dos días para las elecciones presidenciales primarias de voto obligatorio en Argentina, miles de personas están teniendo que ser evacuadas de casas en las que han perdido todo. Así es la situación en barrios de los municipios de Pilar, San Antonio de Areco, Luján, Arrecifes, Campana, Zárate, Merlo, Quilmes, Lomas de Zamora, Tigre y La Plata.

“Acabo de salir de mi casa inundada. Perdí todo. Cuando vuelva, no tendré nada, ni ropa ni cama. Me quedé en la ruina”, lamentaba Leila, que vivía en una chabola en Campana con su marido y sus dos hijos, el último recién nacido. “Nunca en la vida vi tanta agua. Mucha gente se quedó sin nada”, comentaba con “impotencia” y “tristeza” Paola, otra vecina de la misma ciudad. Otro vecino, Víctor, llamaba llorando a un arquitecto amigo para pedirle ayuda.

Cada vez se escuchan más advertencias sobre el cambio climático en el mundo, alertas de que los fenómenos climáticos se harán cada vez más intensos. Pues esta lluvia lo ha demostrado: cayeron 230 milímetros de agua en tres días en zonas de la provincia de Buenos Aires, que tiene una extensión tan grande como Italia y abarca desde los populares suburbios de la capital, como Pilar, Merlo, Quilmes, Lomas de Zamora y Tigre, hasta ciudades medianas y pequeñas y pueblos rodeados por la llanura pampeana. Y además se prevé que el mal tiempo continúe en los próximos días. Habrá que ver qué impacto tendrá en los comicios. Para empezar, si los ciudadanos afectados podrá cumplir con el voto obligatorio que dispone la ley argentina. Su preocupación reside ahora en otros asuntos: sobrevivir, recuperar lo perdido y evitar que les roben sus casas abandonadas.

En algunos de los municipios afectados se requerían este viernes más botes para evacuar con mayor rapidez a los vecinos que permanecían sentados o de pie en las sillas y mesas de sus casas para evitar cualquier electrocución. Los que dejaron sus viviendas esperaban la ayuda urgente con colchones, frazadas, ropa y alimentos en los refugios montados en escuelas, gimnasios y centros municipales. El día que puedan volver a sus casas además necesitarán muebles y electrodomésticos. Muchos de ellos son pobres. Y la peor noticia es que un niño ha desaparecido en un arroyo en Pilar.

Fuente: EL PAÍS

COMPARTIR:

Lea tambien:

Poza Rica

COMUNICADO DE PRENSA Berlín, 30/07/2016 Cupones Mágicos se transforma en “Rebatly.com” para fortalecer su posicionamiento como marca global Global Leads Group, proveedor líder de cupones de descuento online en seis mercados internacionales, ha optado por unificar todos sus portales de descuento bajo...


Justicia

Aparatoso accidente carretero se registró ayer alrededor de las 19:00 horas, el cual arrojó como saldo cinco personas lesionadas y cuantiosos daños materiales


Papantla

PAPANTLA, Ver.- En pésimo estado se encuentran las instalaciones de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, que se localizan en la comunidad Morgadal, las cuales acusan el deterioro causado por años en los que no les han brindado mantenimiento. Solo las áreas de oficinas son...





recuperar contraseña.

Facturas

Publicidad

Clasificados

Contacto

Políticas de Privacidad